5 motivos para emprender sin importar la edad

5 motivos para emprender sin importar la edad

Muchas personas se preguntan ¿cuál es la edad ideal para emprender? Antes de querer emprender un negocio. Las evidencias señalan que no hay una edad límite para iniciar el sueño de la empresa propia.

Existen muchos ejemplos que apoyan estas evidencias: el coronel Sanders, fundador de KFC, inició su millonario negocio a los 61 años y Daniel Ek, fundador de Spotify, fundó su negocio antes de cumplir los 30 años.

Según el Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor de la PUCP (CIDE – PUCP), 7 de cada 10 emprendedores, que poseen un negocio no menos de 3 años, tiene entre 25 y 35 años. Aunque si ya pasaste esa edad, no todo está perdido. La Fundación Ewing Marion Kauffman indica que, en la última década, los emprendimientos más importantes han tenido como líder a personas entre los 55 y 64 años.

A continuación, José Pareja, representante de la empresa Baby Plaza, que nació dentro de CIDE-PUCP, explica por qué emprender sin importar la edad:

Aprender de los errores

El entusiasmo y la proactividad son características de los emprendedores jóvenes. Sin embargo, la falta de experiencia podría ser un factor negativo. En el otro extremo, las personas mayores pueden temer el fracaso, y ese miedo los puede ‘paralizar’ a la hora de emprender.

Para ambos casos, la clave es la misma: ser persistentes. “Se puede fracasar varias veces pero con el transcurso del tiempo adquieres experiencia y conocimiento sobre el rubro. Solo hay que lanzarse”, precisó Pareja.

Siempre puedes capacitarte

La persona que quiera iniciar un emprendimiento debe ser consciente que siempre habrá algo que aprender. Es así que estudiar, investigar, leer y practicar son acciones claves para un emprendedor.

Algunas veces ser autodidacta no es suficiente. Un emprendedor deberá estar actualizado en metodologías como Design Thinking. Para Pareja, el aprendizaje perenne puede suplir la falta de experiencia y el temor constante al fracaso.

Una alternativa para los emprendedores es formar parte de una incubadora de empresas, que brindan asesorías especializadas, soporte empresarial y una red de contactos.

Empezar de a pocos

Para algunos emprender puede significar dedicar todo su tiempo al nuevo negocio. Sin embargo, algunos no ven fácil la decisión de dejar un trabajo estable para lanzarse a emprender. No es necesario dejar el empleo y meterse de lleno a emprender.

“Es posible que nos demoremos más en despegar, pero el margen de éxito será mayor”, consideró Pareja, quien pone como ejemplo a los fundadores de Forever 21. Don Chang y su esposa Jin Sool tenìan màs de tres trabajos a la vez mientras vendían ropa en casa. Luego de tres años abrieron su primera tienda en California. Y es que una vez iniciado el emprendimiento, todos los esfuerzos deben ser direccionados a su crecimiento.

Siempre se puede volver a empezar

¿Por qué creer que debemos desistir frente al primer fracaso? La perseverancia es necesario para triunfar. El coronel Sanders presentó más de mil propuestas de su famosa receta de pollo frito para conseguir inversionistas y J.K. Rowling fue rechazada por varias editoriales antes de crear el fenómeno Harry Potter. Siempre se puede comenzar de nuevo, con un plan, disciplina y tranquilidad para enfrentar los errores.

Todo es posible

El Perú es aún un campo fértil en cuanto al emprendimiento, en especial los del rubro de tecnología. El modelo Startup, tan común en Estados Unidos y Europa, es incipiente en nuestro país, pues menos del 50% de los peruanos siguen este modelo de negocio. Ello significa que aún hay muchas posibilidades de conseguir el éxito si nos aliamos con la tecnología, sea cual sea nuestra edad. Solo es necesario capacitarse, investigar y hacerlo.

Cerrar menú